Blogia
© Los Linderos del Fuego

Poesía

Entonces nuestros átomos se encontrarán,
y mi silencio, tu silencio
carecerá de eslabón
de rencor
de fatiga,
y subiré al lomo de un gusano
para buscarte de nuevo entre la madera muerta
colmada de vida, conmigo entre tus huesos

 

Fotografía: Santiago Antúnez de Mayolo

Greenwood Cemetery. Cedar Falls, Iowa. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Afabilidad Para Lidiar Con Las Bestias

Afabilidad Para Lidiar Con Las Bestias

 

 Hay quietud de domingo
en mi ventana,
son las horas muertas
en las que
laxa el sol,
canta un gorrión
y un gato espera
con paciencia a que anochezca

Hay tanta quietud que me descuido
y dejándome avasallar
llego hasta éste, tu lugar
tu sentida flora

Me extravié un par de veces,
toqué una de tus sombras sin permiso
y corpórea te confundiste en una amable palabra
ah, cuánta algarabía en mi alma,
cuánto extraño sentir,
¿será tu afabilidad para lidiar
con las bestias,
o será el domingo
que todo lo amansa?

Celebremos ahora el funeral
momentáneo del sol,
ahora que el gorrión ya no canta
y una llama guardo en tu nombre,
arde mi alma irrevocable
partiendo de la distancia,
intencionado en el sentir

 

(Poema dedicado a Psyche, escrito el 22 de julio del 2007)

 © 2008 Santiago Antúnez de Mayolo

 (Ursula Guttropf - "Let’s start")

Niveles Superiores

Niveles Superiores

No antepongamos la pólvora

en esta noche de bosquejos

y vino tinto

(nosotros, iconoclastas cenicientos,

sabemos de batallas perdidas)

maltratados estábamos,

empalados en toda nuestra verticalidad,

tuertos y meditabundos

con un buitre sobre los hombros

estudiando la arquitectura

de nuestros desplomes

 

Consideremos el abismo de distancia

que hemos doblegado

sin siquiera recurrir a santos

ni monárquicas resoluciones

Académica esta fuga

recompensada nuestra ira

son estos acaso,

nuestros niveles superiores,

donde eres todo lo imperfecto

que siempre anduve esperando,

donde tú,

lucifer de mi orfandad,

donde yo,

íncubo y cobertizo tuyo,

finalmente Mar Muerto

para cuando te quieras ir

por un momento siquiera,

y reflotar

 

(Poema escrito por el 2003)

© 2008 Santiago Antúnez de Mayolo

(Jerry Uelsmann - "Small Woods")

 

Perla Vía Láctea de la Noche

Perla Vía Láctea de la Noche

Cómo te recuerdo de pronto, Aija

Asaltas mi memoria en forma de caballo,

de perdiz entre los árboles y de cicatriz en el tabique.

Explosionaste enteros mis sentidos,

haciéndome comulgar con la más

absoluta y soñada perfección

Cómo mi grito se hizo eco en tus vertientes,

y cómo mis mejillas tostabas que,

desacostumbradas ante tan hiriente pureza,

se quebraban de altura y de tierra,

de campanario,

de cuy y de Santo Patrono

Aija,

perla vía láctea de la noche mientras te recuerdo

las calles de Madrid a veces me huelen a ti


© 2008 Santiago Antúnez de Mayolo

Tribulaciones

Tribulaciones

Emblema que sale del pecho

arropando la fauna toda,

y uno sentado en la placita

como un adolescente del siglo pasado,

con las atribulaciones necesarias

para dejarse el bigotillo,

y hacer promesas

bajo el monasterio de tu escote

arropando la fauna de tu piel

que huérfana yace de mí

como fruta sin gusano,

como recuerdos sin locura,

como locura sin navaja,

y hacer promesas

bajo el monasterio de tu escote,

sentado en la placita

como un adolescente del siglo pasado

 

(Poema escrito en el 2001)

© 2008 Santiago Antúnez de Mayolo

(Fotografía de Gust. Hallin)

Doce Yardas

Doce Yardas

Son doce yardas las que recorres

en la circunferencia de mi cráneo,

son doce yardas las que crepitan la comunidad de mi piel

 

Acaecida en mi levita circunscribo irredento

este exangüe recorrido que sigues tramando en mis arterias

oh! Réquiem en la reagrupación concatenada de tus labios,

grave hidropesía de vasos comunicantes,

isócrona pústula

mientras sonrío

queriéndote aún

más de la cuenta

sobre el precario universo de una baldosa

 

 

(Poema escrito tal vez el 2001)

 

 

© 2008 Santiago Antúnez de Mayolo

 

(Fotografía de Bellocq, título desconocido)

Anfibia Perdición

Anfibia Perdición

Boca mía resécanse galtípedo
en la grata hendidura de tus miesmos
Latidos tuyos,
borbóreos,
como crépulo anticipado de jolgorio
Sangre de mis gargos,
exagerada,
vulocdiana
cual grisaldes mismos de mis ojos
ríes,
flamas,
surques,
edenelísticamente pura,
te sueltas los nemos
y albas mis mañanas
en anfibia perdición

 

 --> neologismos

© 2007 Santiago Antúnez de Mayolo

Pintura de Marc Chagal, "The Promenade"

 

Melodía para el Desarraigo Campesino

<p align="center">Melodía para el Desarraigo Campesino</p>

 

Quena ensimismada

en el silencio del indígena

pues sabe su destino,

dentado destino

 

No hay más alforjas de bonanza

ni burros en racimos de sus lomos,

sólo una quena

en la noche,

anticipada a su desgracia,

ruge

brama

clama

sangra

pues sabe su destino

dentado destino,

y se aferra,

se enraíza

a los cuernos de su cielo,

una quena en su noche,

hacia el alba,

en la alborada de los

eucaliptos incendiados

carece de sentido

y horada verde valle

buscando la inmortalidad

 

© 2007 Santiago Antúnez de Mayolo

 

(Fotografía de Martín Chambi - n. 5 de noviembre de 1891 en Puno- † m. 13 de septiembre de 1973 en Cuzco)

Embelesamientos

Embelesamientos

¿Cómo ser esencia de tu nombre,
y ser pluma,
ave,
vuelo,
velocidad,
equilibrio y libertad?


¿cómo impregnarme contigo y ser cauto,
alegre canción,
pecado o el trigo de las tardes,
cómo desfallecer hasta reconocer
que hay algo en ti que es tan mío,
y que hay algo en mí que es tan tuyo,
o es que seremos acaso
una extensión del otro?
tú de mi ser
yo de tu mirada

 

(Fotografía de Dave Seymor, "Bernard Berenson", Roma, 1937)

 

© 2007 Santiago Antúnez de Mayolo

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Invéntame Una Caricia

Invéntame Una Caricia

Invéntame una caricia
cuando duerma,
con aroma de reconciliación
y sin reparar en la soledad
de mis botones

Invéntame una caricia
cuando duerma,
sin afrentas por felación
ni resquemores de
musulmanas privaciones

Invéntame una caricia
cuando duerma,
sin débitos de dinosaurio
ni reparar en la grafología
de mis labios

Invéntame una caricia
cuando duerma,
y shhh...
despacio...
muy despacio,
en puntillas hazlo,
no vaya a ser
que me despiertes,
y me de
por corresponderte

© 2007 Santiago Antúnez de Mayolo


Nota: este poema tiene ya cinco años, y para entonces mi poesía era, a mi modo de ver, más dulzona e ingenua.


(Fotografía de Peggy Washburn, "Achilles")

Los Cautivos (a los presos políticos de Mérida en Yucatán, México)

Los Cautivos (a los presos políticos de Mérida en Yucatán, México)

Mientras altos sigan los muros
y redoble su garrote la infamia
no callará mi voz
ni cesará el clamor
pues sin libertad un hermano mío estará

Mientras la vileza sacuda su gruesa capa
y le robe el sol,
lo enclaustre y lo torture
no callará mi voz
ni cesará la ira
pues sin justicia un hermano mío estará

Mientras nefastas sean las razones
grandes las verdades e incólumes las mentiras
no callará mi voz
ni acabará el dolor
pues una espalda tendida estará

Mientras sigan altos los muros
y redoble el garrote su infamia
no callará mi voz
ante la hoz
ni ante el que se cree el patrón

¡Libertad a los presos políticos de Yucatán!

© 2007 Santiago Antúnez de Mayolo

Poliedro

Poliedro

Poliedro-planeta,
dentro el sentir universal,
gritos,
revoluciones,
nacimientos,
humos,
homos,
omnipresente se cree el hombre en el planeta-poliedro
policontuso quedará recordando cómo eran los glaciares

© 2007 Santiago Antúnez de Mayolo

(Pintura de Marzia Gandini: "Dig Blue Flower")


Tribal

Tribal

Tribal el amanecer
entre tus piernas,
olla de barro tu sexo meridiano,
nocturno redondo de tus hombros,
bendito sea el movimiento de traslación

© 2007 Santiago Antúnez de Mayolo


 

Cuando Muera el Color

Cuando Muera el Color

Cuando el campo pierda el color
me abrazaré a una piedra en madrugada,
ahí entre ranas, arbustos y cigarras,
cuando el campo pierda el color
y se sequen las madrigueras
me abrazaré a una piedra en la alborada
contemplando la locura del castor
y el suicidio esperado del camaleón,
cuando muera el color
mi sangre perderá dramatismo
y fuego el ocaso de las tardes,
cuando monocromo sea todo
incluso el arco iris,
incluso el arco iris
y el otoño tras la hoja,
a una piedra me abrazaré

© 2007 Santiago Antúnez de Mayolo


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Isabel toma el puente

Isabel toma el puente

 

Isabel toma el puente y comprimiendo el vientre corre, avanza rauda y veloz, inmediata al relámpago, cercana a la infancia, revuelta como una flama. Corre Isabel por el puente. Suena. Algo suena. Quizás canicas. Quizás piedrecitas de riachuelo atajado a medio camino. Sus bolsillos se romperán pero ella no parará. Riendo se acercará y despistará a los anclajes, a esas vanas trampas que nos juega la cotidianeidad. Anhelo ya el encaje al que nuestros huesos se exponen.

© 2007 Santiago Antúnez de Mayolo


(fotograma de "Jules y Jim", 1961, François Truffaut)

Sabes Mi Patria

Sabes Mi Patria

Sabes que a veces
mi patria viene a buscarme, 
sabes que a veces
ingresa a mi portal
desparramando hombres descamisados
en cada uno de los treintaitantos 
escalones que rigen hasta mi comarca

Sabes que mi patria
es una parodia regida 
por cómicos de turno, 
que bailotean
y saben dar las gracias
cual mono de organillero, 
improvisando entidades
a nombre de la nación, 
que mi patria
es un castillo de naipes
cimentados en algún pasado glorioso

Sabes que a veces
mi patria, 
a pesar de todo, 
esquiva la suerte
y en pie de lucha
se inventa oficios 
contra el abandono, 
y que en mi patria, 
además de postales vernaculares, 
hay niños que aún sonríen

una pelota inventada en el arenal,

y la piedra gira

y la piedra rueda

mientras corretean rotosos y descalzos

comiéndose el moco más alegre de sus vidas.

 

 


© 2007 Santiago Antúnez de Mayolo

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres