Blogia
© Los Linderos del Fuego

Estragos

Estragos

(Fotografía de Hyeyoung kim, "Seewing")

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

Santiago -

Isabel: mantener abiertas las heridas tan alegremente conllevaría a una inmoral exposición pustular; se duplicaría la población de moscas y probablemente sería confundido con algún nuevo Santo, y mi madre creería en mi reconversión...
Musa Rella, la fascinación ha sido completamente recíproca, seré un asiduo visitante de su Edén

Musa Rella -

excelente image. Emotiva, reconocible.
Tu blog tiene una gran calidad, me alegra este encuentro.
Sigamos en contacto, te dejo un beso.
(te agradezco mucho tu paso por las 3musas)

Isabel -

Perdone,caballero...pero pienso que su blog sigue siendo demasiado trágico.Soy de las que piensa que las heridas se curan viviendo, y hay cicatrices que se curan con nuevas heridas encima...Pienso que vivir en sí es una herida eternamente abierta...por ello la vida es tan bella.El que cierra la herida sangrante, se pierde las maravillas del mundo.

Psyche1 -

No sabe bien cómo seguir, con desesperación intenta una costura que cierre los dolorosos tajos intratables. Sabe que no es hilo mágico y que las heridas volverán a abrirse. Sin fuerza para rebelarse, sabe con impúdica certeza que sus heridas siempre vuelven a abrirse...

Santiago -

perdonen el abandono...en breve pondré un texto al susodicho

LiLiana C -

Esto es un muñequito vudú q salió mal parado de su última incursión en la magia negra. Suerte que sabe autorepararse.

Psyche1 -

Linda imagen... ¿representará que el ser humano siempre debe construirse a sí mismo? Siempre pienso que cuando nacemos, no venimos enteros, somos pedazos, fragmentos y azar que el deseo y las palabras van uniendo...
Habría una interpretación más triste de la imagen pero hoy prefiero esta otra.
Saludos!

mirian -

Espero que no seas tú el que te estas cosiendo.
Si es así, que no sea muy largo ese pezpunte.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres