Blogia
© Los Linderos del Fuego

El Peso de la Conciencia

El Peso de la Conciencia

Hoy me siento un poco más culpable que ayer. Me quejé del calor y de la cola del pan, de mis suelas gastadas y de lo poco que me duran los cigarrillos. Rebuzné por las bocinas y por un dolor de muelas que no tengo. Maldecí por los gatos de medianoche que, insomnes, irrumpen en mi sueños las pocas veces que tengo uno. Me lamenté por un padrastro en el dedo anular y guimoteé al morderme el labio inferior. Son muchas las ocasiones que, involuntariamente, soy exactamente como el resto, alguien con sus días buenos y malos, un tipo con música, libros y buenos amigos, un hombre con su dosis de contradiccion y porción de arrogancia. Un hombre aprendiz e ignorante, alumno y maestro, parroquiano y civil. Tenemos libertad de elección. Nosotros sí. Elegimos desodorantes, un empleo más o menos decente y comer a deshoras. Esta niña, llamémosle Obdulha, no. ¿Elección? ¿Cual? Nunca la tuvo. No pudo elegir el ponerse de pié y evadir el acecho de la muerte. Kevin Carter ganó el Pulitzer cuando tomó durante sus vacaciones esta pavorosa imagen en un campamento de Sudán. Al poco tiempo alguien le preguntó si había hecho algo por la niña, o si de lo contrario, se había tomado su tiempo esperando a que el buitre abriera las alas y enfilase el pico sobre la pobre criatura. Un año después hallaron al curtido fotógrafo de guerra dentro de su propio vehículo. Se había envenenado.

© 2007 Santiago Antúnez de Mayolo

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

celeste -

que duro!!!de creer,de asumir,de ver,de sentir.... me incita a la reflexión y a la toma de conciencia...y egoístamente a dar gracias por tener la vida q tengo.un beso y gracias por tus palabras.

Veronica Esparza -

Me duele saber que no es solo una foto...sino una agonía real...Me duele sentir que Obdulha podría ser mi hija,la hija de cualquiera de nosotros...hay niños como ella muriendo a cada momento en el mundo, o pasando hambre...No es una realidad remota...la veo en cada esquina, en la mirada de cada niño abandonado que veo en las calles...
Esta foto la vi el 24 de diciembre...me hizo recordar lo agradecida que debo estar de tener tanto en la vida...
Solo cuando los seres humanos seamos capaces de sentir de verdad el dolor ajeno como si fuera nuestro, podremos empezar a cambiar tantas cosas horribles que hay en el mundo...

van -

Es cierto... Conozco la historia de la foto... ¿Cómo hemos llegado los seres humanos a ser tan indolentes, tan poco empáticos, tan indiferentes con la realidad de otros seres humanos? Es bestial que tanto progreso al final derive en esto... más individualistas que un uno... desarrollando taaaanto las tecnologías que paradójicamente, en vez de estar más conectados, cada vez nos desvinculamos más de nuestra propia especie... Escalofriantes los tiempos que corren, porque el ser humano viene siendo un pendejo desde hace siglos... lo que no tiene perdón es que en este ámbito se haya aprendido tan poco... Se haya entendido casi nada... Por eso, qué absurda nuestra disconformidad¡!
Celebro que tu discurso incluya esta temática; el de pajaritos q leí, ídem: ya no es sólo el ser humano desconsiderando a los otros seres humanos... si no que pasa por encima del resto de criaturas y arrasa con el medio... No... si de razón acá estamos generaciones y generaciones del desencanto, ocupados, como dices, eligiendo el desodorante...
Es cierto...
y Bienvenidos al siglo veintiuno ¿? porque mañana, de lo mismo: más.

Santiago -

todos lo hacemos, todos rebuznamos en las grandes ciudades, nunca lo has hecho? sentido figurado se llama, y lo de absurdo del dolor de muelas sí, claro que lo es, absolutamente todos, unos más que otros, se quejan de algo que ni siquiera existe, el aire es gratis pero a algunos hasta les duele el respirar

SERGIO -

NO ENTIENDO COMO ES QUE PUEDES REBUZNAR. Y ESO DEL DOLOR DE MUELAS QUE NO TIENES. ES UN POCO ABSURDO.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres