Blogia
© Los Linderos del Fuego

77 L

77 L

Hoy pétreo me he quedado al observar el marcador. 777. Tres número exactos y limpios sellando así las visitas de esta bitácora-blog-espacio-refugio. Tan excelso hecho creí digno de compartir, pero cómo hacerlo, si esto nunca se detiene? ¿Cómo hacer vuestro este momento en el que un precioso tridente, el 777, marca su paso exacto y accidental? No podré compartir este descubrimiento con nadie y quedaré como un vulgar cuentista. El 777 habrá dejado paso a la lógica y sin despedirse ni dejar mayor rastro será un inocuo 778, luego un urgido 779 para finalmente encontrarse con el rechoncho 800 (muy definitivo él). Confieso que estuve por urdir una mentira. Quise modificar un 7, exactamente el último, por una L. Tenía todo planeado. Incluso en caso de alguien preguntarme ¿por qué 77 L? diría "dado lo accidentado del terreno, el último 7 tuvo un síncope, un mareo, y se cayó hacia atrás, justo sobre una pequeña montaña de tierra. Esa es también la razón del espacio entre el último 7 y L...por el momento no dará entrevistas. Compréndanlo. Está muy abochornado". No. No hubiese cuajado. De todos modos, gracias a la L por el intento. No lo olvidaré.

© 2007 Santiago Antúnez de Mayolo

(Victor Hugo en la fotografía,1853)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres